Scratch, un lenguaje de programación para niños

AV
Adrián Vizcaíno
28 enero, 2019
Imagen de portada de Scratch, la puerta de entrada a la programación para niños

Desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), Scratch es un lenguaje de programación visual considerado una de las mayores plataformas educativas sobre programación a nivel mundial gracias a sus posibilidades y su enfoque totalmente didáctico.

El desarrollo de este nuevo lenguaje tuvo como finalidad acercar a los más jóvenes al mundo del desarrollo, fomentando el pensamiento creativo y el trabajo en equipo. Aunque Scratch fue pensado para edades de entre 8 y 16 años, es válido para cualquier persona que quiera aprender a programar y no tenga ningún tipo de conocimientos previos.

Dando los primeros pasos con Scracth

Ejemplo de codificación en Scratch

Scratch es un lenguaje de programación completamente gratuito con una interfaz tremendamente intuitiva y fácil de comprender. Además, cuenta con una licencia Creative Commons Attribution-ShareAlike 2.0, lo que permite usarlo tanto para uso personal, comercial o educativo.

Para empezar con Scratch tendremos que escoger primero la modalidad en la que queremos ejecutarlo. Tenemos dos modalidades ofrecidas por el equipo del MIT: Online y Offilne. Para acceder a la modalidad online tan solo tendremos que entrar desde su página web oficial desde cualquier navegador web compatible. No es necesario ningún tipo de registro, aunque si recomendamos que se unan a la comunidad para poder guardar todos los proyectos en la nube. Para la modalidad offline deberemos descargar e instalar su programa siguiendo las instrucciones que nos deja el equipo de Scratch. Será necesaria también la instalación de Adobe Air para que Scratch pueda funcionar.

Ambas versiones funcionan perfectamente desde las principales plataformas como Windows, OS X y Linux sin mostrar grandes diferencias entre ellas.

¿Cómo funciona Scratch?

Cuando accedemos a Scratch nos encontramos con su entorno de desarrollo, el cual hemos dividido en 4 secciones. Hay que destacar que en la parte superior tendremos el icono de una bola del mundo con el que podemos cambiar el idioma a español. Ahora vamos a explicar cada sección:

Interfaz de Scratch numerada para explicar cada sección
  • (1) Escenario: En este espacio es donde veremos el resultado de lo que programemos, donde los objetos interaccionaran entre sí.
  • (2) Bloques: En esta sección veremos los diferentes bloques con los que podremos crear acciones sobre los objetos. Hay una grandísima variedad de acciones que cubrirán casi cualquier necesidad que tengamos.
  • (3) Área de diseño: En este espacio es donde iremos colocando los diferentes bloques que crearán la acción de nuestro programa. Simplemente tendremos que ir arrastrándolos desde la sección (2) e ir colocándolos en el orden deseado, teniendo en cuenta que Scratch se ejecuta en orden secuencial de arriba a abajo.
  • (4) Objetos: Aquí es donde encontraremos los diferentes actores u objetos que forman nuestro proyecto. Inicialmente solo contaremos con el simpático gato mascota de Scratch pero podremos añadir los nuestros, pintarlos desde cero o usar los ya creados por la plataforma.

Creando un proyecto de ejemplo

Vamos a crear un sencillo programa de ejemplo, en el que haremos que nuestro actor camine en una dirección hasta chocar con un borde y entonces nos avisará de la colisión y se terminará el programa. Para ello vamos usar bloques de eventos, control, sensores, apariencia y movimiento. Vamos arrastrando los siguientes bloques:

Ejemplo código de Scratch

Para ejecutar nuestros códigos de Scratch tendremos que presionar el botón de la bandera verde cuando lo tengamos listo. En este ejemplo, nosotros hemos usado el evento de iniciar el código cuando se pulse la bandera, pero podríamos haberle indicado otro evento como, por ejemplo, hacer clic sobre el actor. El resultado de este sencillo programa sería el siguiente:

Como veis Scratch es muy sencillo e intuitivo de usar, pero so no lo hace menos potente. Desde la misma plataforma podemos acceder a diferentes proyectos creados por otras personas viendo su código y ejecutándolos para ver el resultado. Además la propia plataforma permite acceder a una gran cantidad de tutoriales para ir aprendiendo como hacer cada vez cosas más complejas.

¿Te ha parecido útil? Danos tu opinión
Scratch, un lenguaje de programación para niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *